Trisquel Celta

Trisquel Celta

lunes, 30 de agosto de 2010

ENCONTRAR AGUA

En una situación de supervivencia, la búsqueda de agua es de vital importancia. Una persona podría llegar a sobrevivir hasta 3 semanas sin comida pero moriría en 2-5 días (dependiendo de las temperaturas) sin beber agua.

La cantidad de agua que necesitamos depende de la temperatura y humedad ambiental y de la actividad física que desempeñemos. Se estima que la cantidad optima de agua para un funcionamiento adecuado del organismo será de unos dos litros.

Modos de encontrar agua:

Ø Escarbar en los lechos secos de ríos o arroyos

Ø Buscar cúmulos de vegetación (indicativos de existencia de agua).

Ø Buscar en el interior de las grutas y cuevas (especialmente en zonas calcáreas).

Ø Observar a los animales. Suelen beber a primera hora de la mañana o última de la tarde.

Aprovechar el agua de la condensación:

En caso de que no encontremos ninguna fuente de agua aún podemos aprovechar la de la condensación.

Necesitaremos

Un plástico (en el que se producirá la condensación)

Un recipiente (para recoger el agua)

Una piedra u objeto que pese

Procedimiento:

Cavar un hoyo

Colocar un recipiente en su fondo

Cubrir el hoyo con el plástico (hay que poner piedras alrededor para evitar que se mueva o se caiga hacia dentro).

Colocar una piedra en el centro del plástico para hacer una depresión en el centro que conducirá las gotas hasta el cubo.



Notas: El destilador será más efectivo si introducimos plantas en el agujero para aprovechar su humedad. También podemos aprovechar el agua de la orina mojando la tirra del interior del hoyo (caerá completamente destilada en el recipiente, así que no debe darnos reparo). Colocar varios hoyos, ya que se puede recoger en cada uno aprox. 0,5 l de agua.


Precauciones antes de beber el agua que encontremos:

Ø Potabilizar: El agua puede contener patógenos que, en el mejor de los casos, nos pueden producir diarreas que contribuirán a la pérdida de agua del organismo. Por ello es importante intentar potabilizar el agua que encontremos. Para ello, es muy útil llevar pastillas potabilizadoras de agua (de venta en tiendas de montaña o por internet). Si no se dispone de sistemas químicos de potabilización, conviene hervir el agua consiguiendo así eliminar la mayor parte de los microorganismos patógenos y los parásitos. También podemos añadir yodo (unas 10 gotas por litro) o legía (unas 6 gotas por litro)


Ø Filtrar el agua turbia: El agua estancada en charcos, debemos clarificarla para eliminar las partículas en suspensión. Para ello, lo mejor es dejarla reposar en un recipiente, o hacerla pasar a través de tejidos. Después debemos potabilizarla


Ø Derretir el hielo o la nieve: Comer directamente hielo o nieve puede producir quemaduras. Hay que dejar que se derrita, por ejemplo en una cantimplora que situaremos entre nuestras capas de ropa. Hay que tener en cuenta también que la concentración de sales del agua procedente de nieve o hielo es muy baja, por lo que debemos intentar suplir estas sales con alimentos o rocas salinas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada